Fot

Soluciones financieras: PROCREAR

Dentro de las soluciones financieras necesarias para la población de un país, se encuentra la urgencia de obtener una vivienda propia. El sueño de poder tener un hogar a título personal ahora está un poco más cerca con las soluciones financieras del Procrear, una línea de créditos para la compra de viviendas, generada entre los bancos y el Estado. Para saber más, entrá acá.

El dos de octubre de este año se anunció la nueva línea de créditos Procrear para jóvenes entre 18 y 35 años con el nombre de Ahorro Joven. Esta línea está destinada a personas que trabajan en el sector informal y monotributistas.

A continuación, algunos de los requisitos para poder ser parte y acceder a este crédito.

Inscripción

La solicitud cerró hace 15 días en la página web argentina.gob.ar/procrear, y pronto se conocerán quiénes son los beneficiarios de los créditos. Si querés inscribirte el año que viene es importante que sepas que no puede haber intermediarios ni gestores, ni tampoco presencia directa en los bancos. La solicitud se hace vía web.

¿Quiénes se pueden postular?

Aquello que pueden postularse deben tener entre 18 y 35 años con DNI argentino e ingresos de entre dos y cuatro salarios mínimos (18.000 a 36.000 pesos) por mes.

¿Cuáles son los requisitos en relación al empleo?

Deben calificar como trabajadores formales, informales y monotributistas con antigüedad de al menos un año en la categoría a la que pertenezcan.

¿Cómo es la selección de los beneficiarios?

El Estado eligió a 40.000 postulantes, con especial privilegio de aquellos que estén en pareja con hijos, y que reciban prestaciones de seguridad social (AUH u otras) o una condición que acredite la necesidad urgente de vivienda. Este año hubo 235.089 inscriptos, lo que quintuplica el número de aquellos que sí serán elegidos.

¿Cuál será el monto máximo?

El monto máximo será de 1.200.000 pesos. El Estado otorgará un subsidio de 200.000 pesos. De esta manera, si el préstamo es por un máximo de 1.200.000 pesos, el banco va a prestar un máximo de 940.000 pesos.

Ahorro previo: ¿cuáles son los trámites que hay que hacer?

Quien solicite el préstamo tiene que constituir un plazo fijo en una entidad bancaria en Unidades de Valor Adquisitivo (UVA), atadas al Coeficiente de Estabilidad de Referencia (CER), en base a la evolución de la inflación medida por el Indec. Tendrá que ahorrar en 12 meses al menos hasta un 5% de lo que vale la propiedad, es decir, unos 60.000 pesos.

¿Cómo son los plazos de pago?

Los plazos oscilan entre veinte y treinta años. La cuota promedio para una línea a veinte años es de 6.500 pesos y para una de 30 es de 5.500.

Algunas claves

Si se suma el ahorro y el subsidio, el valor restante para llegar a comprar la viviendo se logra a través del crédito en UVAs que se pide en el banco. El funcionario Kerr aclaró “Se puede tomar un plazo fijo en uno y el crédito en otro. En este caso la primera entidad tendrá que remitir a la segunda un extracto para certificar el ahorro”, y agregó que “los bancos fijan sus tasas de préstamo y tendrán que competir entre ellos”.

Inflación versus salarios reales

El mayor miedo de aquellos que solicitan el crédito a treinta años es el aumento de la inflación, ya que la deuda está expresada en UVAs, que se ajusta acorde al índice inflacionario. En 2017 las UVAs pasaron de 17,47 a 20,80.

Kerr admitió que “la inflación es alta” pero que “bajó del cuarenta por ciento del año pasado al veinte por ciento”, ya que “el Gobierno está trabajando fuertemente en reducirla”.

Algo importante para tener en cuenta es que la cuota no puede superar el veinticinco por ciento de los ingresos del adjudicatario y la cuota promedio inicial es de cinco mil pesos. El subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda adelantó que una forma de solucionar este conflicto es un seguro de tasa que cubre un eventual desfasaje.

Trabajadores informales

Kerr explicó que “Fue un gran desafío incluir a trabajadores informales y que puedan demostrar su capacidad de pago. Pero con este sistema pueden demostrar su capacidad de ahorro”. Esto quiere decir que pueden decirle al banco “No tengo bono de sueldo, pero, mirá cómo consigo mi plata y puedo ahorrar”.

Además, cree que este sector no representa un riesgo para los bancos. En cambio, “están muy contentos de tener cuarenta mil clientes nuevos que van a ahorrar en UVA”. El porcentaje de este sector a nivel nacional es de un catorce por ciento.

¿Por qué existe un boom de los créditos Procrear?

En la Argentina faltan 1,3 millones de casas y otras 2,7 millones deben ser refaccionadas o no tienen la infraestructura básica. Estos datos alarmantes explican el por qué de la necesidad de un crédito que ayude a los ciudadanos a contar con un hogar. La propuesta del Gobierno no apunta a generar la solución habitacional sino a co-invertir junto a los bancos. De este modo, es posible lanzar las inversiones, subsidiando la demanda, y que el sistema financiero participe con préstamos a largo plazo.

Las escrituras formalizadas con crédito bancario en la Ciudad de Buenos Aires fueron de casi el veinte por ciento del total de las operaciones. En lo que va del año ya se otorgaron 28.770 millones de pesos en créditos hipotecarios, mientras que el año pasado fueron 8868 millones de pesos.

Las soluciones financieras que ofrece el Procrear son, sin dudas, para aprovechar.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *